Es bien sabido que una de las grandes preocupaciones en la actualidad para todo usuario, es la privacidad. Es importante mencionar que este hecho, en cierta medida, afecta a los web marketers para poder realizar un trabajo 100% eficiente. Sin embargo, esto no es un impedimento, podemos respetar la privacidad de los usuarios, aun obteniendo datos y métricas, siempre buscando un equilibrio.

Obviamente, la privacidad ha sido hasta cierto punto, vulnerada por parte de muchas organizaciones y sitios, haciendo que el usuario se sienta completamente invadido y hasta espiado. Es muy común el ver como actúan las cookies cuando haces una búsqueda y que en los Ads de varios sitios, te ofrecen los artículos que buscaste o relacionados con tu búsqueda. Escribimos hace poco un artículo sobre las cookies y como funcionan.

En los últimos años han existido varias leyes de protección de la privacidad de los usuarios, lo cual hace un tanto más difícil la obtención de datos de los mismos para los marketers, es por ello que las compañías tienen que usar nuevos métodos para poder obtener información de los usuarios, claro que sin caer en la ilegalidad.

Claves para hacer valer la privacidad

  • Aplicación en tiempo real. Con las nuevas políticas, es claro que el encargado de obtener todos estos datos en una compañía, de ahora en adelante lo tendrá que hacer de una manera amigable para el consumidor. Es por ello, que tendrá que pedir su consentimiento en tiempo real, con ello le decimos al usuario que es lo que vamos a recolectar de información y con que fin, así ellos tendrán la autoridad de hacer algún opt-out del rastreo de datos si no dan su consentimiento. Es muy común que las compañías vean esto a nivel de primera persona, es decir sólo dentro de la compañía, pero no a nivel de terceros.
  • Control de datos. Es de gran importancia tener una visión completa de nuestros sitios, sobre todo de los tags (también conocidos como TPAs, es decir Third Party Advertising, Ads creados por Ad networks que se pueden desplegar en nuestros espacios de AdSense) que usan, terceras partes hacia los mismos, que es donde se filtra más información de los usuarios que ya sale de nuestras manos. Para esto, los web marketers tienen que tener un control total de cualquier comportamiento inusual dentro del sitio o de rompimiento de alguna política que tengamos y esto claramente se puede evitar restringiendo la venta de datos a terceros.
  •  Seguridad. El equipo tiene que tener completo control en las partes relevantes, donde el usuario da información, con el fin de no tener filtraciones de esta información sensible en nuestro sitio. Para ello podemos correr procesos de auditoria de seguridad web en el sitio y saber donde existen vulnerabilidades y hasta posibles filtraciones, sobre todo en donde el usuario tiene un log-in o log-out.
  • Gestión de flujo de información. Nuestro equipo debe tener capacidad para asegurar la información y datos de nuestros usuarios mediante un flujo de datos que sea seguro y no dé opción, para que solo pueda ser usado por usuarios conocidos o por grupos creados por el equipo. En este punto debemos de manejar muy bien la “gobernancia” de la información haciendo políticas de todos los flujos de información que controlemos nosotros, ya sea creando un sistema de gestión de tags que se distribuya ya sea por equipos, de manera geográfica, por las agencias o tan granular como lo queramos hacer.
  • Whitelisting. Como ya mencionamos, el tener el control completo del sitio y de la navegación de un usuario, hará que podamos proteger su información, de esta manera podemos tener el consentimiento del usuario en todos los tags que se presenten en el sitio. Esta configuración es mucho más avanzada pero más segura que el únicamente deshabilitar las cookies por parte del usuario, ya que incluiremos los tags de terceras y cuartas partes.

Con esto nos damos cuenta que la protección de la privacidad, la tendremos que ir evolucionando acorde a las necesidades y a la industria, tal como lo hacemos con el marketing digital. Desde nuestro punto de vista, si se toma seriamente, el respetar la privacidad a un usuario ya no es un plus, es una necesidad y las compañías lo tienen que ver como un punto estratégico en su toma de decisiones, ya que de esta manera ganaremos la confianza de los usuarios.

Hay que mantener siempre el nivel máximo de transparencia cuando se usan datos de los usuarios y eso es mandatorio. Para ello es indispensable contar con un equipo con capacidad técnica, conocimiento y audacia para generar dicha confianza para el usuario.

Cualquier duda que tengan, pueden preguntarnos y no olviden seguirnos en redes sociales para estar al tanto de este y varios temas más.